Los resultados de las elecciones de ayer en España no cayeron de sorpresa sobre ningún partido aun y con el corto y relámpago tiempo de campaña cada partido trato de sacar provecho de lo que tenían a mano y trato de ocultar lo que le faltaba. Hagamos un análisis un tanto visceral:

La izquierda de PSOE aprovecho el rumor del auge de Vox, para hacer un berrinche de lo que podía suceder si llegara la extrema derecha… recordándonos el cuento de ahí viene el lobo, los señores feudales, la casta y desempolvar el nombre del ya fallecido. Por su parte Vox usando las redes en forma estupenda logro traer a sus filas los votos de simpatizantes del PP, ofreciéndoles una derecha más recta, más dura, y logro hacer parecer que sus seguidores se venían a montones… cosa que no sucedió, aunque hay que reconocer que con sus votos tumbó escaños al PP.

El PP desde la dimisión de Rajoy ha dejado destemplados a algunos de sus seguidores que no lograron quedar convencidos con la inquebrantable tranquilidad que demostró su candidato en todo momento. Muy a pesar de que mostró un buen plan de gobierno, los españoles parecían necesitar de ver si se le calentaba la sangre en las venas…. Pero él no perdió la compostura y perdió los votantes.

Podemos desde que se abrió la campaña y más aún en el debate dejo muy claro su insistencia en pactar con el PSOE como sea, donde sea y cuando sea… En los votos de podemos es interesante estudiar dos vertientes: la primera fue que parte de los votos que obtuvo los ganó de simpatizantes que buscan la radicalidad de la izquierda (espejo de los votantes de VOX que buscan la radicalidad de la derecha). Y los casi un millón de votos que perdió fue de gente que huyó por ese mismo radicalismos.

Estos votos huidos de podemos se fueron derechitos a CIUDADANOS; vieron allí la oportunidad de hacer reclamos por sus derechos sin verse incluidos en una izquierda o una derecha radicalizada (VOX) y gracias a la forma en que desarrolló su campaña el candidato de Cs (a base de reclamos, histrionismo, sarcasmo y tarjetas) logro llamar la atención y obtuvo un aumento considerado e importante de votos.

Pero si tenemos que hablar de ganadores o perdedores tenemos lo siguiente: la gran perdedora fue la abstención; ayer salieron a votar muchísimos más ciudadanos que hace muchos años y eso trae como consecuencia directa un solo ganador: EL PAIS, España ha ganado porque sus ciudadanos han entendido que la política es responsabilidad de todos, y salga bien o mal fue entre todos que lo decidimos.

Ahora queda esperar si intentaran gobernar solos o por el contrario realizaran pactos “inesperados”. He aquí la oportunidad de demostrar en primer lugar que tienen buenas ideas y mejores intenciones, y en segundo que son capaces de realizar un gobierno inteligente para y por el bien de todos los ciudadanos que viven en este hermoso país.

Anuncios