Roller Derby Madrid es un equipo de roller derby surgido en 2012 a raíz de la fusión de dos equipos ya existentes. En 2016 la Liga crece y se divide en dos equipos por niveles: RDM-A y RDM-B. En 2018, RDM logra por cuarto año consecutivo el título del Campeonato Nacional de Roller Derby. Actualmente el equipo forma parte de la Asociación Española de Roller Derby (ARDE). Con estas credenciales, este grupo de mujeres se deslizan por la pista a toda velocidad  con el feminismo, el compañerismo y el respeto por bandera.

Entrevistador: ¿En qué consiste en Roller Derby?

El roller derby es un deporte femenino de contacto sobre patines de cuatro ruedas. Para alguien que no sepa muy bien de qué va, podría simplificarse en que es un deporte de carreras en patines alrededor de una pista, ¡pero es más complicado (y divertido) que eso!

Tenemos dos equipos de 5 jugadoras cada uno (cuatro bloqueadoras y una jammer, que es la que lleva la estrella en el casco y marca puntos). Cada partido se divide en dos tiempos de 30 minutos, que a su vez se dividen en jams (o carreras de dos minutos). Cuando suena el silbato, las jammers tienen un máximo de dos minutos para adelantar a las jugadoras contrarias y marcar puntos; mientras que las bloqueadoras contrarias tienen que encargarse de frenar a las jammer contrarias y evitar que éstas puntúen. El equipo que más puntos marque gana.

E: ¿Cómo descubristeis este deporte?

En Roller Derby Madrid cada una lo ha descubierto de una manera diferente. Al principio, cuando este deporte era menos conocido, muchas lo descubrieron porque lo vieron fuera de España o en alguna película. Actualmente cada vez nos conoce más gente gracias a las redes. Además, como somos un equipo autogestionado y hacemos eventos/exhibiciones para ayudar a la financiación del equipo (pago de viajes, pista, etc.), también hay mucha gente que nos descubre a través de esta vía.

E: ¿Qué suele motivar a las chicas para unirse a este deporte?

Aunque el roller derby es un deporte, va mucho más allá. Roller derby es sinónimo de conocer gente nueva, de feminismo, de diversidad, de empoderamiento, de ganas de superarte a ti misma, de crear redes, de pasárselo bien y hacer equipo… Cada una tiene sus motivos, pero estos son algunos que muchas jugadoras compartimos y que nos han motivado a practicarlo.

E: ¿Qué es más habitual, patinadoras que se pasan a este deporte o gente de a pié que aprende a patinar para poder jugar?

En Roller Derby Madrid solemos hacer jornadas de reclutamiento tres veces al año. Allí hacemos una prueba de habilidades de patinaje básicas para ver qué niveles tienen las chicas, y decidimos cuántas entran. Y a lo largo de estos años, hemos visto que hay un poco de todo. Hay quien nunca se ha puesto unos patines (y se los prestamos nostras para la prueba), pero también hay muchas chicas que vienen de otras disciplinas como artístico, hockey o patinaje en línea.

E: ¿Qué ventajas tiene este deporte frente a otros?

A diferencia de otros deportes, el roller derby es diverso en el amplio sentido de la palabra. Hay diversidad de cuerpos, de edades, de géneros y de orientación sexual. Es un deporte que engancha pero también por la comunidad que hay detrás y los fuertes vínculos que se establecen entre todos los actores.

E: ¿A qué problemas os enfrentais a la hora de organizar encuentros?

El principal problema es la falta de recursos. Montar un partido requiere de muchas personas y esfuerzos. A la vez que es una experiencia maravillosa, nos gustaría encontrar más facilidades por parte de, por ejemplo, los ayuntamientos/comunidades. Por ejemplo, el hecho de buscar una pista que cuente con las dimensiones reglamentarias que necesitamos y por un precio asequible a veces es una tarea muy complicada incluso en Madrid, una ciudad que por sus dimensiones supuestamente tendría que ser más fácil.

E: Entre vuestros equipos contáis con un grupo de amateurs, ¿El deporte crece en adeptos?.

Más que un grupo de amateurs, lo que tenemos en Roller Derby Madrid es un grupo de “mininas” o fresh meat. Se trata de las jugadoras que todavía no han pasado las pruebas de habilidades mínimas de patinaje, una prueba necesaria para poder jugar partidos en la modalidad WFTDA (el roller derby que nosotras practicamos y el más extendido en España).

Pero sí, el deporte crece en adeptas cada día. En España ya hay casi 40 equipos de roller derby, y la selección española Team Spain quedó en el 9º puesto del Mundial de Roller Derby 2018, lo cual deja claro el buen nivel de jugadoras que tenemos en la actualidad.

E: Estáis en contacto con equipos de fuera de Madrid e incluso de España, ¿cómo es la relación con otros equipos?

El roller derby es un deporte muy especial porque la relación que hay con otros equipos de España o de fuera es muy sana, es una competición muy deportiva. Cuando montas un partido, todo el mundo colabora. Llamamos a árbitros con y sin patines de otros equipos para que nos ayuden, las jugadoras saludan al equipo contrario antes y después de los partidos, montamos afterparties en los que damos premios a las mejores jugadoras del equipo contrario… el roller derby es una comunidad. El respeto hacia otros equipos es fundamental y las redes que tejemos con ellos son imprescindibles para que el deporte crezca en nuestro país. Si la relación no fuese buena, todas perderíamos y este deporte no sería lo que es.

 

Enlaces a Roller Derby Madrid:

 

Anuncios