La película cuenta la historia de un joven escritor fracasado cansado de vivir, tras varios intentos de suicidio fallidos decide contratar a un sicario para que le mate. El sicario, antaño una leyenda en el gremio, sobrevive con trabajos como el del protagonista, sin emoción y con bajas recompensas. Una vez contratado el servicio el chico se arrepiente, peroo es demasiado tarde, pues el lema de la empresa de sicarios es: quede satisfecho o le devolvemos el dinero.

Estamos ante una comedia ligera bastante aceptable, con  un argumento simple pero entretenido y con unas actuaciones bastante buenas para lo desconocido de los actores. Los momentos cómicos se apoyan sobre todo en lo surrealista de las situaciones que ocurren, aunque sin abusar de estas hasta el ridículo. En general una buena opción cuando no apetece ver cine especialmente profundo.

 

7 sobre 10

Anuncios