El Terror es el nombre de uno de los barcos que partió en el año 1845 a buscar una ruta a América desde Inglaterra a través del Polo Norte. Esta expedición constaba de dos barcos, el Terror y el Erebus, con 135 hombres a bordo, ninguno sobrevivió al viaje. La serie se basa en este acontecimiento histórico para crear una historia de terror a lo largo de sus 10 episodios, basados en la novela de 2007 con el mismo nombre.

La serie no es excesivamente terrorífica pero la trama es realmente interesante, con momentos de gran tensión, instigados por el ser que persigue a los marineros y por las relaciones que se crean entre ellos. Se nota que se ha invertido una gran cantidad de dinero en la ambientación, el vestuario, los interiores del barco y las escenas sobre el hielo hacen creíble la historia. El monstruo en cuestión, generado por CGI, cumple con las expectativas y tarda en aparecer, haciendo que vuele nuestra imaginación hacia seres que siempre serán mejores que los construidos por un director.

El apartado de guión no tiene nada que envidiar la ambientación. Los personajes están bien construidos y se puede apreciar la degradación del ser humano en un territorio hostil, agobiado por el hambre y perseguido por un aterrador ser. Algunas de las situaciones exploran la condición humana, el fin de la civilización y cómo se desvanecen las estructuras de mando cuando el caos llama a la puerta.

Sin duda una opción entretenida que te tendrá pegado a la pantalla unas horas, y lo que es más importante, sin un frustrante final a la espera de otra temporada.

Anuncios