Hay monedas que valen demasiado y hay otras que no. Por un lado está el dólar y por otro lado el bolívar soberano, ambos extremos (al menos claro si tomamos en cuenta el dólar de Zimbabue el cual se ha dicho que vale menos que el dinero de Monopoly) e incluso podemos tomar en cuenta el Bitcoin, el cual vale 5000$ en este momento.

Por supuesto no siempre fue así, hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, el dólar no era el instrumento de pago más popular y de mayor uso. Tampoco existía el euro, este es reciente y bastante que lo es. En esa época había varias monedas y claro que aquellas que eran de los países potencias valían más. Este tema es debatible debido a que el valor del dinero ha cambiado desde esos tiempos. Volviendo a la actualidad, vemos que el dólar reina, seguido del euro y el valor de ambas solo pudo haberse determinado a un solo factor: a la actividad económica que estas potencias realizan y que se sustentan no solo en la productividad sino también en la confianza que esos países estos generan debido a su capacidad para la VIOLENCIA.

De hecho, bien se puede decir que la violencia es otra moneda más, la más antigua de todas, usada a nivel global, ya sea por personas como por países o corporaciones y sus centavos vendrían a ser los niveles de ira aunque de ser así, sería difícil cuantificarla.  Pero bueno, veamos algunos ejemplos. ¿Por qué…la religión cristiana se ha posicionado de tal manera en el mundo occidental, hasta el punto de que fue y es difícil de cuestionar cualquiera de sus falaces preceptos? Es debido a la violencia, dear reader, ya sea esta llevada a cabo por caballeros templarios o por asociación con reyes y dictadores.

¿A qué se debe…que el dólar sea la moneda más usada en las transacciones internacionales? Sé que se debe a los Acuerdos de Bretton-Woods pero la verdad es que además de los diversos negocios que hacen las multinacionales gringas, a la final es el poderío armamentístico de Estados Unidos y su disposición a su uso lo que la cataloga como el país número uno. En la política y/o negocios ocurre lo mismo. ¿Me van a decir que no es digno de admiración y de seguimiento el individuo que en dichos ámbitos demuestra una implacable determinación y facilidad para la ejecución de acciones consideradas moralmente cuestionables? ¿Acaso no han visto los ratings de House of Cards?

Uno pensaría que cónchale, al menos en las relaciones interpersonales la violencia no tiene lugar, que en el amor… No, todo lo contrario. Todo grupo de amigos tiene un líder de la manada, un macho alfa que es el que los mantiene juntos, merecedor de respeto, que dice y expresa lo que quiere, que es el objeto de afecto de las chicas integrantes y de las primerizas y que sobretodo no tiene problema en defender su posición por medio de la violencia.

Ahí lo tienen. A la larga no es la divisa gringa, europea o japonesa lo que mantiene unido al mundo, tampoco es la paz, ni la diplomacia, ni siquiera la religión. Es la violencia en cualquiera de sus facetas la catalizadora de los cambios globales, el adhesivo de la realidad, la motivadora de héroes, la moneda de curso más valiosa.

Anuncios