Hasta ahora estaba intentando contenerme, creo que esta polémica nos deja al nivel del betún como nación, tanto el que ataca como perro rabioso a Dani Mateo como el que lo defiende escudándose en el humor. En el humor no todo vale, el chiste era una mierda y lo deberíamos haber tratado como lo que es y punto. Es que era una crítica social porque claro bla bla bla. Es una gilipollez, creo que el Intermedio puede hacer las cosas mejor, ojalá dieran la nota con cosas más importantes, porque pueden. Luego sale Dani en entrevistas diciendo que no se esperaba que se montase este revuelo, que solo era un chiste como cualquier otro, parece que le han dado un infantado. O es soberanamente corto de miras o no valoró las consecuencias adecuadamente.

Evidentemente la reacción ha sido desmesurada, anunciantes y patrocinadores retirando su apoyo al humorista y al programa, un primo de Rajoy ofreciendo 1000€ a quien “le parta la cara” e incluso un sindicato policial que recientemente le ha denunciado por “su ofensa a España”, no se yo quien les daría vela en este entierro. La reacción era de esperar, están los ánimos alterados y ya se sabe, y quien no lo sepa debe vivir en una cueva, que la cuestión de la bandera y la nacionalidad toca muy de cerca a un porcentaje amplio de la población. Creo que puedo afirmar que fue un error hacer el sketch, prueba de ello es que ya se han disculpado. Como decía antes ampararse en el humor y la libertad de expresión está de más y ya parece que muchos creadores están más a la contra que a generar humor, música… Parece que algunos ya hacen chistes más para molestar a personas, que además no suelen pertenecer a su audiencia, que a entretener a sus espectadores habituales.

Libertad de expresión si, pero que dejen de vendernos que cada parida que dicen o hacen es para la noble defensa de la libertad en nuestro país. Se está volviendo muy fácil tirar una mierda al aire y a quien le caiga mala suerte es “libertad de expresión”. Los ofendidos tampoco ayudan, en el momento en el que amenazan a la familia de Mateo, presionan a las marcas que trabajan con él y acribillan a malas valoraciones a su bar, en serio, malas valoraciones en google, no me imagino la clase de catetos que se sienten satisfechos con esto, igual creen que le van a hundir a base de clics. Pero bueno, como ya he dicho varias veces, esto se parece cada vez más al patio del cole, en nuestra mano está portarnos bien o mal.

Anuncios