Después de el kabaddi volvemos a Asia, el sepak takraw está influenciado por un arcaico deporte chino de pelota que se importó a Malasia y Tailandia durante el siglo XV. En Bangkok el templo del Buda de esmeralda hay un mural con representaciones del dios hindú Hánuman jugando a este deporte. Durante siglos se mantuvieron las reglas hasta que en el año 1829 en la Asociación de Deportes de Siam se redactaron las primeras normas. 4 años más tarde añadirían la red al estilo voleibol y comenzaría a introducirse en las escuelas. El deporte arraigó tanto en Tailandia que en el año 1933 organizaron un torneo para celebrar la primera constitución del país. La ISTAF es la federación que rige las normas del deporte actualmente y tiene como objetivo convertir el deporte en olímpico.

Se enfrentan 2 equipos de tres jugadores intentando pasar la pelota al otro lado utilizando solo las piernas y la cabeza sin cometer errores, que puntuarían para el contrario. Se juega en dos tiempos a 21 puntos, alargados a 25 si se produce un empate 20-20. Si hay un empate y cada equipo gana un tiempo, se juega un tercer tiempo a 15 puntos. La pelota es relativamente pequeña. 180 gramos de peso y 44 centímetros de circunferencia, y originalmente estaba hecha con fibras trenzadas pero actualmente se utilizan pelotas de caucho.

Anuncios