El kabaddi es un juego originado en la India hace 4.000 años y es allí donde sigue siendo muy popular. Se enfrentan 14 jugadores en un campo de 10X13 metros, aproximadamente la mitad de uno de baloncesto, que a su vez se divide en dos partes para cada equipo. Los equipos envían por turnos a su “raider” que debe avanzar hasta el campo rival para pillar a sus rivales mientras canta “kabaddi,kabaddi,…”(que significa canto) sin parar para respirar ni equivocarse. Cuando entra en contacto con los defensores tiene que volver a su campo para puntuar, 1 punto por cada jugador al que toque y 2 más si elimina a todo el equipo.

Es un deporte de contacto con 7 árbitros, 1 principal, 2 asistentes, 2 jueces de línea, 1 para el tiempo y 1 para sumar puntos. Los árbitros deben afinar el oído además de la vista pues cualquier error en el canto o parada para respirar significa el fin del ataque. Un jugador bien entrenado puede aguantar más de 40 segundos sin parar de cantar, marcando la duración media del tiempo, aunque también se interrumpen si algún jugador se sale del campo, significando punto para el equipo rival.

Fue deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de 1936 y actualmente se practica fundamentalmente en países de Asia. También se ha extendido a otros países como Argentina o Canadá pero en las competiciones mundiales, la Copa Mundial de kabbadi estilo Indoor y estilo Circle, sigue dominando la India.

Anuncios