La película ganadora de 10 goyas está inspirada en la historia real de Miguel Joaquín Eleizegui Arteaga, un hombre vasco del siglo XIX que sufría gigantismo y era conocido como el Gigante de Altzo. La trama comienza en el caserío donde vive la familia Eleizegui, que sufre continuas penurias, sobre todo a raíz de la primera guerra carlista. Cuando el hermano mayor, Martín, vuelve a casa descubre que su hermano pequeño ha crecido desmesuradamente hasta alcanzar más de dos metros de estatura. Convencido por un amigo, los dos hermanos parten para mostrar al “Gigante Guipuzcuano” primero en una gira por España y luego por Europa.

La cinta explora la áspera época en la que le tocó vivir a Joaquín y su relación con su hermano Martin, dos hermanos que se quieren pero tienen sus momentos malos y de enfrentamiento. También sabe plasmar el sentimiento de frustración y complejo de Joaquín, que se siente observado y un mono de feria. El conjunto es una película dramática con buenas actuaciones y una dirección de imagen y localizaciones impecable . La relación de los hermanos sigue una lógica de narración visual, muchas veces se dice más con lo que se ve que con el diálogo, cosa que se agradece. Aunque hacia el final puede resultar un poco lenta, es una buena opción para pasar una tarde entretenida.

 

7 sobre 10

 

 

Anuncios