El pasado 24 de agosto, el hashtag #MeQueer no sólo se hizo viral en la red social Twitter sino que se convirtió en trending topic en nuestro país, a través del cual los usuarios de Twitter del colectivo LGTBIQ+ denunciaron todas aquellas escenas de discriminación y acoso que han recibido a lo largo de su vida debido precisamente a la pertenencia a ese colectivo.

Experiencias que, desde insultos hasta el uso de la fuerza, han conmovido Twitter. Se nos cuentan episodios de lo más variados, pero todos siguiendo un mismo patrón, que es el odio de una persona a otra por su orientación sexual.

No sólo ha servido para que muchos usuarios contaran sucesos que muchos señalan que nunca se habían atrevido a contar, si no que muestra la realidad que ese colectivo vive: muchas de esas personas nunca contarán a quien aman realmente, no pueden mostrar su amor en público en determinados países, han perdido familiares o amigos por amar a alguien quien ellos piensan que no es apto por su orientación sexual…

Este movimiento comenzó debido a Hartmut Schrewe, un escritor alemán, que el 13 de agosto publicó un tweet debido a que su marido le describió como un ‘’colega’’ en una conversación con un compañero de trabajo. Ese hashtag comenzó a extenderse, llegando a España el mismo día que se haría trending topic debido a un tweet de Rubén Serrano, un periodista de PlayGround, en el que publicaba un artículo sobre el hashtag #MeQueer.

 

 

No es la primera vez que Twitter se encuentra con un movimiento de este tipo, ya que otros movimientos como #MeToo, de carácter mundial en el que mujeres denunciaban el machismo y acoso que habían sufrido en algún momento, o #Cuéntalo, de carácter nacional, a raíz de los hechos de La Manada.

Estos hashtags han dado voz a muchas de las personas que nunca se habrían imaginado contando algo así en una red social, como muchos cuentan, y es precisamente por eso por lo que no son las víctimas las únicas que han twitteado, sino que personas ajenas han mostrado mensajes de apoyo.

 

Anuncios