Una pequeña ciudad rural australiana se ve de pronto invadida por extraterrestres que apresan o matan a la población. Un grupo de supervivientes consigue escapar e inician una resistencia al invasor para liberar su hogar de la ocupación alienígena.

La película es entretenida pero da la sensación de inseguridad por parte de la dirección. Intentan condensar demasiadas cosas en una sola película, tramas complejas que no se terminan de desarrollar o apenas se arañan, momentos demasiado épicos o la clásica importancia de “vuestro pueblo perdido en medio de Australia es la clave de la guerra contra el invasor mundial”. Todas estas cosas habrían dado para una trilogía, la película peca en ese sentido y se ve arrastrada por la tendencia de no saber contar la intrahistoria de un evento como podría ser el contacto con otra especie, como en el caso de “La llegada”. La industria no sabe plasmar cosas más sencillas como la supervivencia de un grupo en medio de una guerra a nivel planetario, con sus pequeñas cosas del día a día y sin grandes responsabilidades mas allá de sobrevivir. Con todo esto, y a pesar de que algunos componentes del reparto sobreactúan demasiado, la película resulta entretenida, perfecta para una tarde de domingo.

 

 

6 sobre 10

 

 

Anuncios