“Las mujeres estarían en la cocina si EA no hubiese reescrito la Historia”, afirman algunos ‘gamers’

 

¿Imaginas que se pusiera el grito en el cielo porque una mujer apareciera en la portada de un disco? Pues ha pasado con la portada de un videojuego. Y no, no porque salga desnuda ni hipersexualizada, que parece que es la tónica en muchos de estos juegos, sino porque algunos creen que es un anacronismo que se pueda elegir al personaje de una mujer para luchar en la Segunda Guerra Mundial.

Hace menos de una semana salió el tráiler del nuevo Battlefield 5, y la que se lió. Al ver que en esta nueva edición el jugador ¡o jugadora! (que ya sabemos que las chicas ‘gamers’ solo lo son por postureo) podía escoger a una mujer para jugar, una legión de seguidores salieron en pro del rigor histórico. Según ellos, este se había vendido por la correción política y “por dar el gusto a las feministas”. Vaya, ¿dirían lo mismo cuando en el Battlefield 1 Rusia no salía en ningún momento a pesar de ser uno de los ejércitos más poderosos de la Primera Guerra Mundial?

Me gustaría saber cuántos libros de Historia han leído estos chicos aparte del que compraron para el instituto. Primero de todo, que si esta es su única fuente, veo normal que crean que no hubo mujeres, porque ya sabemos que en nuestra educación obligatoria, y no obligatoria, no las dan mucha importancia; pero si vas a discutir de un tema, qué menos que informarte un mínimo. También influye, por supuesto, que como la cultura en general, no solo la de los videojuegos, está tremendamente masculinizada, estos chicos han visto dos películas de la IIGM, en las que por supuesto todos los personajes combatientes son hombres, y ya se han creído que la realidad es así. El problema no son solo cuatro chavales, sino que las mujeres no pintan nada nunca a no ser que sean “mujeres de” o “hijas de”. Probemos con algunas de las películas de guerra más famosas: ¿Salvar al soldado Ryan? Ninguna mujer. ¿La vida es bella? Mujer y madre de, y eso que en esta no son soldados, sino población civil. ¿De las más recientes? Corazones de acero no tiene ni una combatiente tampoco. Y no volvamos al “rigor histórico” de que no había mujeres en esas batallas, pues para una de las más importantes, la Operación Overlord, más conocida como el desembarco de Normandía, las enfermeras recibieron entrenamiento militar. Se les enseñó a desfilar, a atravesar alambradas y barricadas, y autodefensa, entre otras acciones. A ver si lo que pasa es que tenemos alergía a las mujeres que se salen del rol.

 

Entrenamiento de enfermeras norteamericanas en Gales en 1944

 

¿Que queréis combatientes “de verdad”? Veo increíble que en el tiempo de Internet en el que vivimos te cueste mucho escribir en un buscador las palabras ‘mujeres’ y ‘guerra’ juntas. No me creo que si has intentado saber si en la Segunda Guerra Mundial combatieron mujeres en las filas del ejército no te hayas encontrado con Lyudmila Pavlichenko, la más famosa francotiradora de la Unión Soviética, que batió a 309 enemigos, o no te hayas topado con las ‘Brujas de la Noche’, una unidad de bombardeo que estaba formada exclusivamente por aviadoras. Se calcula que entre todo el regimiento hicieron 23672 salidas en los tres años que estuvieron activas. Eso a algunos no les parece combatir.

 

           

 

Esto me lleva al segundo argumento. ¿Una cantimplora te puede curar de un balazo? ¿Te puedes tirar en paracaídas tantas veces como quieras sin reponerlo? Pues sí, amigos, parece que sí. Para estos jugadores y amantes de la Historia, una mujer no puede aparecer en la portada de un videojuego de la Segunda Guerra Mundial porque no es verosímil, pero sí lo es reponerse de dos balazos con unas vendas. Y es que eso es lo que tienen los juegos: no son reales. Vaya aburrimiento si el Battlefield 5 fuese totalmente fiel a la realidad, porque tendrías que estar 15 horas agazapado en la trinchera para disparar tres tiros.

¿Conclusiones? Un videojuego es para divertirse, y para hacerlo está perfecto que una chica pueda elegir a una mujer para combatir, porque ya me gustaría ver a todos estos críticos si el juego les obligase a jugar con un personaje femenino. Nosotras hemos tenido que jugar la mayoría de veces con uno masculino y no nos ha pasado nada.

Hala, a seguir combatiendo.

 

 

Anuncios