Sí, queridos amigos y amigas. Estáis viendo, efectivamente, cómo sinvergüenzas que roban millones de euros a sus ciudadanos siguen gozando de total libertad. Y sí, efectivamente, estáis viendo cómo personas que denuncian a estos ladrones mediante la música o argumentos en el Parlament son encarcelados o perseguidos.

Esta es la (triste e indignante) realidad en España. La libertad de expresión ya no existe; ahora es libertad de corrupción. El derecho a un trabajo y salario digno se ha disuelto; ahora es el derecho a hacer cola en el paro y seguir siendo un patriota. La democracia española hace tiempo que cogió el tren rumbo a Dios (o el PP) sabe dónde y el vació que dejó ya se encargó la gente de llenarlo con banderas rojigualdas (mientras más grandes, mejor).

“¡Señor presidente, no hay huevos a dejar a los españoles sin ahorros!”
“¡Rajoy, no hay huevos a dejar a los jubilados sin pensiones!”
“¡Ahora no hay huevos a mandar a prisión a quien se queje del sistema!”

¡Quien se encargue de poner a prueba de esta manera al gobierno, por favor, que alguien le pare los pies! No vaya a ser que lo siguiente sea poner la letra de Marta Sánchez como himno de Esp… Mejor me callo, a ver si voy a dar ideas…

Lo más bonito de toda esta comedia española, es el papel de los ciudadanos. Nos roban, nos ponen un salario mínimo que equivale a menos de la mitad de las dietas en alimentación de los políticos, nos hacen mantener a una familia no tan real con sueldos desorbitados, nos dejan en la calle sin ningún recurso… Y aquí estamos, sosteniendo esta situación mediante nuestros votos y aplausos. Si es porque nos gusta vivir situaciones límite, mejor hagamos deportes de riesgo, pero no juguemos con nuestro bienestar diario. O cambiamos esta actitud de indiferencia, o lo próximo va a ser tener fichada a la gente que no cuelgue su bandera patriota en los balcones, o, no, espera… ¡Si eso ya está pasando! “Doctor, la situación parece grave… Según mi sentido común, esto huele a dictadura que te cagas”.
Pasando del tema… Veamos OT que al menos nos entretiene.

 

Anuncios