Aunque parezca absurdo, la cromática de los alimentos está directamente relacionada con los beneficios que brinda a nuestro cuerpo.

¿A qué llamamos “buena alimentación? ¿Cuáles son los alimentos que se agrupan en esa categoría? ¿Qué son las dietas? ¿Qué ocurre cuando la obsesión de tener un cuerpo “perfecto” nos lleva a comer mal? ¿Qué es comer mal?

Los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para estar sanos, se encuentran en la mayoría de los alimentos que ingerimos diariamente, por tal motivo es importante contar con una buena alimentación, aunque muchas veces el ritmo de vida que llevamos nos impide “comer bien”, es decir tener una dieta rica en vitaminas, minerales y proteínas.

La sociedad cumple un rol fundamental al momento de respetar nuestras comidas. En la mayoría de los casos el estereotipo de belleza, que nos impone que para ser “aceptados” debemos estar delgados, lleva a las personas a no comer correctamente y, en el peor de los hechos, terminar en enfermedades como la bulimia y la anorexia.

En una charla con la Licenciada en Nutrición, Gabriela Caldas, afirmó que “determinados colores representan los alimentos y sus propiedades”, y destacó que las frutas y verduras son primordiales: “todos los días tiene que haber una porción de alimentos color rojo, verde, blanco, amarillo o anaranjado y violeta, entonces ya te garantizas que no te va a faltar ningún nutriente”

Otro de los extremos que ocurren con la mala alimentación es el exceso de grasas, canalizando todos sus conflictos internos o simplemente por placer, que conducen al individuo a la obesidad.Respecto a cada uno, la licenciada enfatizó:

El color NARANJA y AMARILLO se asocia con los cítricos, como los pomelos, limones, el mango, durazno, zanahoria, etc y proporcionan nutrientes esenciales que fortalecen la vista, aumentan el suministro de oxígeno al cerebro, y estimulan la actividad mental. Este color a la vista nos produce mucha hambre también.

ROJO: las frutas y vegetales de ese color, como por ejemplo, las cerezas, sandias, fresas, uvas rojas, pimientos, tomates, entre otros, suelen ser muy nutritivos y deliciosos. Entre sus propiedades se encuentran el aumento de la presión arterial, eleva el ritmo respiratorio, fortalecen el sistema inmunológico y reducen el riesgo de padecer Cáncer.

El VERDE es el color que representa la naturaleza y estimula nuestro apetito, por tal motivo se relaciona con la vida sana. Alimentos como el kiwi, brócoli, lechuga o zapallitos poseen antioxidantes que combaten el daño celular y su poder para combatir el cáncer al igual que el color rojo.

El AZULADO en frutas como los arándanos, las moras, ciruelas, berenjenas o repollo morado también poseen antioxidantes, fortalecen nuestra salud mental, previenen la pérdida de memoria, además de ayudar contra el cáncer, pero visualmente son supresores de apetito.

Para tener una dieta saludable, nutritiva y balanceada, Será ideal contar con una heladera llena de frutas y verduras coloridas que llamen la atención de nuestros ojos y nos permitan tener un peso estable en la adecuada ingesta de dichas comidas, ya que las mismas aportan bajas calorías y son esenciales para el organismo.

 

Anuncios