Citando a la Organización Mundial de la Salud, se le considera droga a “un término de uso variado que en medicina se refiere a toda sustancia con potencial para prevenir o curar una enfermad” Partiendo de esto nos hacemos la siguiente pregunta ¿Cómo es posible que el cannabis se considera como la sustancia más utilizada de manera ilícita en el mundo? Popularmente llamado marihuana, este tipo de psicoactivo tiene su origen que datan del tercer milenio A.C en gran parte de Asia central y del sur.

Asiria fue un imperio de la antigüedad que se encontraba situado al suroeste asiático, que ocupaba una parte importante de la Mesopotamia. Dicha población tenía conocimiento del cannabis ya que lo utilizaban dentro de diversas ceremonias religiosas. En algunas ocasiones se quemaban las flores de la planta para poder inducir a las personas en estados de trance. De acuerdo a un historiador, los antiguos judíos y cristianos manipulaban el cannabis como un sacramento religioso, debido a que la palabra hebrea “cannabis” posee una similitud con la frase en hebreo “caña aromática” la cual era utilizada por los musulmanes en varias órdenes.

Con la llegada del siglo XX el cannabis empezó a penalizarse en diferentes países del mundo. Los primeros fueron Sudáfrica, Jamaica, el Reino Unido, Nueva Zelanda y Canadá entre los años 1910 – 1923. Esto se debió a que las personas dejaron utilizar esta droga para fines médicos o científicos y en su lugar la manipulaban para efectos recreativos que muchas veces terminaban en diferentes estados de peligro.

Según el Reporte Mundial sobre Drogas para finales del año 2016 era “la droga más cultivaba, producida, traficada y consumida en todo el mundo”. Sin embargo su legalización ha sido un tema de controversia mundial debido a que cada día son más países los que se suman a la legalización del uso de la marihuana siempre y cuando tenga fines medicinales y de ser el caso de fines recreativos la cantidad será regulada de acuerdo a cada país.

 

Anuncios