Adiós, 2017. Adiós, Andrea. Adiós, Diana. Estas dos mujeres han sido parte de la larga lista de 48 víctimas mortales del machismo. Adiós a todas, compañeras.  2018, ¿qué nos tienes preparado? Más asesinos, violadores, menores que también serán víctimas,  huérfanos y huérfanas, familias rotas, amigos y amigas desolados… Y conmoción a nivel nacional. También incertidumbre; yo puedo ser la siguiente. Bueno, y, la impotencia ante una (in)justicia que tiene los santísimos cojones de dejar en libertad a asesinos, ser inefectivos ante  denuncias y pasarse por el culo la seguridad de las víctimas de violencia de género con orden de alejamiento.

¿Podéis ENTENDER de una puta vez que NOS ESTÁN ASESINANDO? ¡Que son 48 vidas quitadas por placer!El gobierno sabe muy bien dar el pésame por las redes sociales, pero no son capaces de hacer su trabajo. ¿Dónde está vuestra lucha por acabar con estas víctimas? ¿Dónde está vuestro sentido común? ¿En Suiza?.

Pasamos desapercibidas, nuestras muertes no importan. Seguimos siendo simples marionetas en todo esto; nos manejan los hombres y cuando se cansan de jugar con nosotras, tan sólo tiene que preocuparse de que nuestro último suspiro sea entre sus manos. Después nos quejamos y al instante tenemos 50 machitos enganchados al cuello diciéndonos que somos unas exageradas. ¿Perdón? Lo único exagerado en todo esto es la razón que tenemos, imbéciles.

No hay más que decir aquí. Pasará 2018, 2019, 2020… Y aún habrá degenerados asesinando y violando mujeres. ¿Queremos ponerle fin a todo? Pues todos tenemos que luchar.

 

Anuncios