“Las limitaciones son pura y exclusivamente a la hora de la alimentación y lejos están de generar una discapacidad”

Lucía Oleiro es Médica Pediatra del Hospital “Evita Pueblo” de la Ciudad de Berazategui, Argentina y en una charla sobre Celiaquía aseguró que “cuesta mucho que la dieta libre de gluten sea una cuestión familiar, normalmente se suele individualizar y ahí es donde se genera la estigmatización”

La condición que se produce es la intolerancia permanente al gluten, conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada, centeno (TACC) y productos derivados de estos cuatro cereales. En base a esto, la doctora Oleiro dijo “Se trata de una generación de anticuerpos contra determinadas sustancias de los alimentos que contienen gluten los cuales impiden que podamos absorber nutrientes y grasas que son buenas para nuestro organismo”.

Entre las complicaciones que puede tener la persona que la padece, Lucía explicó “la Celiaquía genera una situación de inflamación crónica a lo largo del tiempo en el intestino y en el estómago que puede (a su vez) generar desnutrición, malestar intestinal, como así también consecuencias a nivel de la piel, el pelo, hasta incluso en el carácter”, a su vez añadió existen  limitaciones que  son pura y exclusivamente a la hora de la alimentación, pero lejos están de generar una  discapacidad en el ámbito laboral o social”.

En el año 2009 el Congreso de la Nación Argentina aprobó la Ley de Celiaquía (26.588) y por medio del Ministerio de Salud, como autoridad de aplicación, declaró de interés Nacional la atención médica, la investigación clínica y epidemiológica, la capacitación profesional en la detección temprana, diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad Celíaca. La normativa, que fue reglamentada en el año 2011 y es de carácter obligatorio no se cumple en la mayoría del país y los valores de los alimentos triplican a los de una alimentación tradicional.

Mientras, en España sólo se aplica la ley que garantiza que el etiquetado de los alimentos tiene en cuenta si contienen gluten pero aún no hay una ley que proteja específicamente a los celiacos contra los abusos de la industria alimentaria. En los programas electorales de los 4 partidos mayoritarios hay, en diferente medida, promesas de cambio pero aún no se han traducido en una ley que las apoye.

En base a lo referido anteriormente, la profesional de la salud  aseguró “Desde mi lugar como médica puedo decirte que ese tipo de productos son necesarios para liberar de la dieta del paciente esta sustancia, pero lamentablemente hay otros intereses de grupos empresariales e industrias de alimentos, que ven a través de esta patología un negocio y al existir una oferta reducida se elevan los precios de los productos. La medicina y la sociedad corren una carrera con determinados grupos económicos que lejos están de contemplar la calidad de vida de la persona y su bolsillo”.

Si bien están establecidas por ley multas o suspensiones a quienes presentan estas irregularidades, la falta de control es el factor fundamental por el cual no se respetan las pautas establecidas en pos del beneficio del ciudadano que padece la intolerancia. Es primordial que el consumidor haga la denuncia correspondiente ya que es la única forma de que quedé asentado y se delegue a los responsables de que se respete la normativa. Finalmente quedará el exhaustivo paso de esperar que las autoridades pongan sus herramientas a disposición del demandante y ejerzan la obligación que les compete.

 

Anuncios