La Guardia Civil o la Benemérita forma parte de los cuerpos de seguridad del Estado y con sus más de 170 años de historia es el cuerpo policial de carácter nacional más antiguo de España. De origen militar, su creación se remonta al año 1844, tras la primera guerra carlista, cuando el ministro de la gobernación, el marqués de Peñaflorida, decretó que se crease un cuerpo mixto de infantería y caballería al estilo de la gendarmería europea. Sus primeras intervenciones se centraron en terminar el bandolerismo que asolaba el país y generaba una tremenda inseguridad en las rutas comerciales interiores.

Desde que sufrieron su primera baja en acto de servicio el Duque de Ahumada centró su atención en crear un destacamento de Guardias Jóvenes, dando con ello amparo a los hijos de los agentes fallecidos, lo que ha reforzado la idea extendida de que la profesión es “hereditaria”. Con el paso de los años se convirtió en lo que es hoy el Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumad”.

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la inestabilidad política comprometió la continuidad del cuerpo, pues era una importante fuerza que podía facilitar un golpe apoyándolo o debilitarlo si no lo hacían. En el año 1936, con el estallido de la Guerra Civil, los guardias civiles se alinean a favor y en contra del golpe casi al 50%. En muchas ocasiones prevalece el juramento sobre las propias ideas políticas como es el caso de José Aranguren y Antonio Escobar, que aunque más próximos a ideas conservadoras, se mantienen fieles al gobierno y mueren fusilados al término de la contienda tras la caída de Barcelona. Durante la guerra contribuyen a la defensa de ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia, siendo un importante activo que se reorganiza bajo el nombre de Guardia Nacional Republicana para diferenciarse de los sublevados.

Finalizada la Guerra Civil, durante la dictadura franquista, se les encomiendan más labores como el control de costas y fronteras, del tráfico… y se crean divisiones especiales para llevar a cabo esas nuevas atribuciones, es el caso del equipo de operaciones subacuáticas, el canino… . Ya en democracia, en los años 80, se crea el grupo SEDEX, para la desactivación de explosivos, el UEI para operaciones antiterroristas y el SEPRONA para la protección de la naturaleza y la aplicación de leyes medioambientales. En el año 1988 la mujer pudo ingresar en las filas de la Guardia Civil al amparo del marco legal ofrecido por el Real Decreto-ley 1/1988 de 22 de febrero, que regula la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas.

Desde que en el año 1968 ETA asesinase al guardia civil José Pardines, primera victima reconocida de ETA, 229 guardias civiles fueron asesinados, siendo el cuerpo de seguridad más castigado por la banda terrorista. Además de por actos terroristas, numerosos guardias civiles han perdido la vida en labores de rescate, actuaciones policiales, accidentes de carretera… , para todos ellos existe un homenaje en la página web y un libro del honor en la sede central de la Guardia Civil donde están inscritos sus nombres.

Nunca está de más saber un poco de la historia de las personas que se dedican a velar por la seguridad dentro de nuestro país.

Anuncios