La pasada noche tuvo lugar en la Escuela De Ingenierias Industrial e Informática, del campus de León, una de las espichas más multitudinarias y esperadas del calendario universitario. Con 7.000 entradas vendidas para acceder al recinto de la fiesta, cuyos precios oscilaron entre los 3 y 5 euros en taquilla y precios al alza en la reventa, la fiesta prometía y cumplió.

     Para ratificar esta afirmación vamos a dar un paso atrás, concretamente a unos días antes de la celebración. Esta espicha corría peligro, por primera vez se iba a aplicar lo que ya se hizo en las espichas de  Veterinaria, Biológicas y Educación, vallar el recinto y distribuir entradas para controlar el aforo y aumentar la seguridad a la vez que se mejoraba la recogida de residuos. La diferencia con las otras espichas era el tamaño, se dudaba sobre la capacidad para albergar a tantas personas sin que la celebración corriera peligro. Por otra parte, la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de León llevaba denunciando esta celebración tachándola de competencia desleal y pedía la paralización de esta.

    Finalmente la fiesta se desarrolló en muy buen ambiente, a los datos me remito, se contabilizaron 3 hospitalizadas por intoxicación etílica,  jóvenes de entre 18 y 21 años, y un joven tratado por una herida en la cabeza. Fuera del panorama hospitalario ocurrieron peleas y denuncias por robos pero es algo razonable en una concentración a la que acuden 7.000 personas con alcohol de por medio. Desde dentro personalmente aprecié el buen ambiente que se respiraba, siempre te puedes encontrar al típico listo que va a una concentración y pretende que no le empujen al pasar, pero a parte de esa gente, había buen rollo. Con respecto a los hosteleros he de decir que me parece una soberana gilipollez, por esa regla de tres El entierro de Genarín también sería competencia desleal. Además a las 02:00 finalizó la espicha y las 7.000 personas inundaron los bares del centro, lo que estoy seguro que supuso más beneficios que un jueves normal.

La facultad esta mañana

 Finalmente quiero agradecer a la Comisión de Fiestas, por su esfuerzo en la organización y limpieza, y a Ayuntamiento y Universidad, que han sabido darse cuenta que las espichas son inevitables, en manos de los organismos queda facilitar que se desarrollen mejor o peor, si no puedes con tu enemigo únete a él. Espero que esta fiesta se convierta en un referente como lo son la ITA en Palencia y la PolitecParty en Zamora.

Anuncios