El argumento de la película gira entorno a la figura de Francisco Paesa, un agente de la inteligencia española y su conexión con la huida del país del, en ese momento máximo responsable de la guardia civil, Luis Roldán, acusado de corrupción. Esta película hace un recorrido por la vida de este curioso personaje, Paesa, con una vida capaz de competir con las aventuras de James Bond.

 

     La película demuestra que si se puede hacer buen cine en este país, imitando el estilo del thriller hollywoodiense en varios capítulos consigue atrapar al espectador desde el minuto uno. A esta forma de embelesar contribuye la narración en 3ª persona de José Coronado (encarnando a Jesús Camoes) que nos conduce por la historia explicando el curso de los acontecimientos desde un punto omnisciente. La película consigue sorprender y entretener de modo que se une a una nueva tendencia de cine serio ,siguiendo la misma línea de “la isla minima” con el mismo director, que, sin la típica broma al estilo scary movie low cost , nos atrapa y puede competir perfectamente con las titánicas superproducciones del cine estadounidense. Muy recomendable, podemos volver a creer en el cine español.

 

 

8 sobre 10

Anuncios