Después de la resaca navideña toca echar la vista atrás para recordar a las personalidades perdidas este año. Desde Baladí recordamos a los que más nos han impactado:
1. David Bowie, 10 de enero
“Me siento escuchimizado siendo un simple humano. Siempre pensé: ¡Qué le jodan a esto, yo quiero ser un superhombre!”
    Quizás el primero en morir de este –largo- obituario, su defunción anunciaba el annus horribilis que se nos venía encima. Y quizá una de las más impactantes e inesperadas, ocurrida solo 4 días después de revitalizar su carrera con un nuevo disco, Blackstar. David Robert Jones fue un personaje camaleónico, siempre en la punta de lanza durante décadas gracias a su capacidad de renovarse a sí mismo tanto en lo musical como en lo estético, hasta el punto de que muchas veces no parecías estar escuchando (o viendo) a la misma persona.
    Desde el glam rock hasta la electrónica, pasando por el avant-garde, el R&B o el soul, Bowie era una persona inquieta, con ganas de ofrecer siempre algo nuevo, y por supuesto tenía el talento para hacerlo. Por no hablar de su excelencia en las artes escénicas que hicieron supeditar su carrera musical a una dilatada y notable carrera como actor que ya quisieran muchos. Su legado no es solo el de unas cuántas obras maestras en forma de vinilos (Ziggy Stardust, Heroes o Low), sino de la propia importancia de su persona, posiblemente la más influyente en la música contemporánea. Seas Ziggy o el Duque Blanco; Nikola Tesla o Poncio Pilato, te echamos de menos, David.
 
-Emilio Magdaleno-
2. Alan Rickman, 14 de enero
     El 14 de enero fué un aciago día para el cine inglés y para todos los fans de la saga Harry Potter, Alan Rickman perdía la batalla contra el cáncer. Este actor y director británico inició su carrera en el teatro y más tarde pasaría a la pequeña y gran pantalla. En el cine destacó por sus papeles en “Rasputín”, “Robin Hood, príncipe de los ladrones” y por supuesto en su papel como Snape en la saga “Harry Potter”. Por sus actuaciones recibió un Globo de Oro, un premio BAFTA y un Emmy, entre otros galardones.
    Para mi siempre será el profesor Snape, por el que todos sentimos odio y finalmente un cariño como personaje irreemplazable. Varitas al cielo.
-Diego Sobrecueva Martínez-
3. Glenn Frey, 18 de enero
 

Poco más de una semana después de la muerte del gran David Bowie, amanecíamos con el fallecimiento de otra estrella de la música. Esta vez le tocó el turno a Glenn Frey, fundador y guitarrista de “The Eagles”.  El 18 de enero de 2016, a los 67 años, nos dejaba un mito de la música rock. El grupo estadounidense emitía una sencilla nota comunicando el fallecimiento del artista. Las causas fueron unas dolencias ocasionadas por complicaciones de artritis reumatoide, colitis ulcerosa aguda y neumonía.

 

El creador de entre otros éxitos, “Hotel California”, nos podrá haber dejado pero su legado no abandonará el mundo nunca. Su recuerdo permanecerá entre todos los que amamos la música. Descansa en paz, Glenn.

-Junior Vieira-

4. Prince, 21 de abril

Este año también nos ha dejado sin Prince, nuestra Majestad Púrpura que aprendió a tocar el piano de forma autodidacta con 10 años. Nos regaló canciones como Dirty Mind; discos como Controversy, que hablaba de la raza, la sexualidad, y hacía alusiones al presidente Ronald Reagan; nos dio hasta películas, como Purple Rain, que ganó un AMA póstumo a “Mejor Banda Sonora”. Prince era de esas estrellas efervescentes que tienen temas en diversos géneros musicales y que se lo ponían difícil a los censores.

 

Y es que le daba igual lo que le llamasen o hablasen de él.  Extravagante, fue calificado como el mejor guitarrista del mundo por Eric Clapton, te hacía vibrar con cada canción, y es que no solo se limitaba a componer, sino que reinventaba cada estilo. Esperamos que el mundo recuerde siempre a nuestro príncipe vestido de morado.

-Iris Simón-

5. Muhammad Ali, 3 de junio

 

Se le conoce como a uno de los mejores boxeadores de la historia, aún así el ring no fue el único campo de batalla de Muhammad Ali. El deportista fallecido el 3 de junio de 2016 pasará a la historia como un activista que no quería conformarse con lo que le imponía. Cassius Clay, porque ese fue su nombre de pila se convirtió al islam y tomó un nombre nuevo para luchar contra la opresión que sufrió desde su más tierna infancia (incluso rechazó luchar en la guerra de Vietnam por lo que fue encarcelado).

 

En cuanto a su carrera, fue medallista olímpico y se enfrentó a leyendas como Sonny Liston o Ken Norton. Esas victorias le costaron mucho, ya que acabó con Parkinson a causa de los golpes recibidos en la cabeza.

 

Todas estas cosas relativas a Muhammad Ali, le convierten en un héroe y ejemplo a seguir.

 

-Katarzyna Papiernik-

6. Leonard Cohen, 7 de noviembre

No quiero hablarte de tus canciones y poemas, porque todo ello ya está esculpido en las paredes del mundo. Quiero hablarte de alguien a quién no conoces, pero que cambiaste su vida para siempre. Tú, con una voz tan profunda que cautivaste a todos los sentimientos que conocía. Me enseñaste como abrazar el caos hablándome primero del amor y más tarde de la muerte. El 10 de noviembre de un año fatídico, nos dejaste en un mundo descolocado, un desorden que reflejaba luz en sus rincones más profundos.

 

Ahora eres la luz de alguien que supo marcharse a tiempo, que estaba preparado para ello. Pero quiero ser egoísta, no quiero dejarte morir: sigues viviendo en tu legado, pero sigues viviendo en mi y en muchos más. Tu luz estará con nosotros para siempre, en tus canciones, en tus poemas, en aquel parque, en una cama deshecha, en esa triste llamada o en aquel último baile. Solo ha muerto tu cuerpo, porque todos sabemos que seguirás llenando todas nuestras grietas eternamente.

 

So long, Leonard.

 

-Clara Pino-

7. Fidel Castro, 25 de noviembre

El 25 de noviembre de 2016 La Habana enmudeció con la noticia de la muerte de Fidel Castro. Las disparidades de opiniones tras su muerte brotaron como la flor mariposa en la tierra cubana: mientras los cubanos residentes de Miami lo celebraron estruendosamente, muchos residentes de Cuba lloraron como si de un familiar se tratara.

 

Lo que todos tenemos claro es que es un personaje clave del siglo XX y determinante en la política de la guerra fría,que cambió la imagen de un país entero y lo dotó de la esperanza en el progreso cuyo origen está en la solidaridad y la unión del pueblo.

-Katarzyna Papiernik-

8. George Michael, 25 de diciembre

    Georgios Kyriacos Panayiotou. Este nombre nos dice más bien poco, pero George Michael nos suena más y si mencionamos la canción “Last Christmas” todos sabemos de quién se trata. Él no sobrevivió la última Navidad, aún así seguiremos cantando y tarareando su canción en estas fechas tan especiales.
    No solo eso, sino que también recordaremos éxitos como Wake Me Up Before You Go Go y otros éxitos de George Michael que tantas veces nos han hecho bailar y estar contentos aunque el artista en vida no estuviera así por sus problemas con las drogas. Debemos estar agradecidos de que alguien tan infeliz haya puesto banda sonora a tantos momentos felices en nuestra vida, por eso no podemos olvidar a George Michael.
Para otra vez, “wake me up before you go go”

-Katarzyna Papiernik-

9. Vera Rubin, 25 de diciembre

A la edad de 88 años ha muerto una de las científicas más importantes.  La astrónoma descubrió que las estrellas se mueven más rápido en los bordes de las galaxias  y fue pionera en la formulación de la teoría de la materia oscura. Resulta complicado entender el universo sin sus aportaciones.

 

Tras una larga vida y ni muchísimo menos fácil, Vera Rubin muere el 25 de diciembre de 2016 en Princeton, Nueva Yérsey. Según las declaraciones de Allan Rubin por causas naturales.A la edad de diez años, Vera ya comenzaba a mostrar  interés en la astronomía. Tras conseguir la licenciatura en astronomía en 1948, intentó inscribirse en la Universidad de Princeton pero fue rechazada por el mero hecho de ser mujer. Esto no detuvo a Vera, que concluyó sus estudios en otros centros norteamericanos.

Las investigaciones llevadas a cabo junto a Kent Ford le permitieron conocer las primeras evidencias sobre la materia oscura. Aunque aún se desconoce la naturaleza de esta, su presencia es imprescindible para el entendimiento del universo y su futuro.

Este descubrimiento iba en contra de las Leyes de Newton o incluso de Einstein, que fue finalmente aceptado.  Se calcula que Vera descubrió en torno a un 25% de materia oscura.

Esta gran aportación para la ciencia llevó a Vera a ganar diversos premios por su gran labor. Sin embargo, esta ilustre astrónoma se irá sin recibir su merecido Premio Nobel, al que tan solo dos mujeres han podido optar en la categoría de física.

 

Hoy las estrellas brillaran un poco más con tu llegada Vera Rubin.

 

-Andrea Piñar-

10. Carrie Fisher y Debbie Reynolds, 27 y 28 de diciembre

¿Se puede morir de amor?

 

Este trágico año para el mundo del arte se ha cobrado una nueva víctima. Apenas 24 horas después de la muerte de Carrie Fisher, hemos conocido la noticia del fallecimiento de su madre, Debbie Reynolds. La actriz de 84 años, conocida por su papel en Bailando bajo la lluvia, fallecía en Los Ángeles a causa de un derrame cerebral.

 

Su muerte llega horas después de la de su hija, Carrie Fisher, la mítica Princesa Leia de la afamada saga Star Wars. La noticia la confirmaba el hijo y hermano de las mujeres, Todd Fisher, quien afirmó esta mañana que su madre “Quería estar con ella”, en referencia a su recién fallecida hermana.

 

A la actriz, como al resto de seguidores y amigos de Carrie Fisher, la muerte de su hija la pilló desprevenida. De hecho, horas antes de la confirmación de su muerte, Reynolds se encontraba en la casa de su hijo organizando el que sería el funeral de su hija. En ese momento comenzó a sentirse mal por lo que hubo que avisar a  los servicios de emergencia que poco pudieron hacer por salvar la vida de la actriz. Según testimonio de Todd Fisher, su madre se encontraba agitada desde que Carrie sufriera un ataque al corazón el pasado viernes del que no se recuperaría. Por ello me pregunto: ¿se puede morir de amor?

En esta foto tomada en Las Vegas en 1963 la niña que más tarde se convertiría en la princesa de Naboo observa a su madre durante una actuación. Ahora, madre e hija descansan juntas eternamente, bailando bajo la lluvia al ritmo de Mos Eisley.

 

-Ana González Barriada-

 

Anuncios