Leonard Cohen ha fallecido, las causas se desconocen y la fecha real de su muerte esta en duda, pero lo que si sabemos todos es que un grande de la música nos ha dejado con un extenso legado musical que ha influido a generaciones desde finales de los años 60.
    En su juventud en Canadá se vio influenciado por la poesía de William Butler Yeats, Walt Whitmany  Federico García Lorca, entre otros. Inició una carrera como poeta en 1951 compaginándolo con sus estudios universitarios. En 1967 abandona su carrera como poeta y se traslada a EEUU donde inicia una carrera como cantautor folk, su canción “Suzanne” fue un notable éxito de la mano de Judy Collins, y durante muchos años fue su canción más versionada. Más tarde ficharía por el estudio Columbia Records, que lo catapultaría a la fama y al reconocimiento a nivel internacional. Recibió numerosos premios durante su vida pero destacaré el premio Príncipe de Asturias de las letras que recibió en el año 2011.  Hasta su muerte se mantuvo en activo, el pasado 21 de octubre publicaba su último disco, dejando una honda huella en el panorama musical.
    Hoy el mundo se despide de un hombre al que la música ha hecho inmortal, estará presente en cada nota de sus canciones y en cada vello erizado ante la belleza de sus canciones.

 

Anuncios