La que durante décadas fuera su amante, Anne Pingeot, publica las más de 1200 cartas de amor que le dedicó el presidente francés.

20 años después de la muerte del político y coincidiendo con el primer centenario del nacimiento del mismo, Anne Pingeot ha sacado a la luz las 1218 cartas de amor que muestran a un Mitterand totalmente irreconocible, incluso para sus propios hijos que no recuerdan a su padre tan exaltado y enamorado. El presidente galo, hombre de estado y de rostro impasible, muestra en estas correspondencias enviadas entre 1962 y 1996 su lado más romántico y apasionado. Con citas como “Pienso en ti, mi amor, Anne. Te quiero. Y te añoro terriblemente” o “Tú has sido mi oportunidad de vida. ¿Cómo no amarte más?” el ya difunto líder francés se ha ganado el corazón de sus compatriotas.

Con una diferencia de edad de 27 años, el durante 14 años presidente de la República francesa y su amante mantuvieron una relación que duró tres décadas y que dio como fruto a su hija, Mazarine. El nacimiento de esta fue conocido por la mujer oficial del presidente, Danielle Gouze, y desde entonces Mitterrand mantuvo una doble convivencia con ambas familias.

Los beneficios del libro publicado por la editorial Gallimard se repartirán entre los tres hijos del presidente. Anne, por su parte, descarta hacer declaraciones acerca de estas cartas, siguiendo con la línea de discreción que la caracteriza.

 

Anuncios